Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (47)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (31)
Gays (287)
Heterosexual (915)
Incestos (376)
Infidelidad (290)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (202)
No consentido (75)
Orgias (193)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (7)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (258)

Paginas amigas
Ok juegos
Trucos de juegos
Bombilla
Pagar
Beneficios

Que chistes
Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Relatos
Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Infidelidad
Valor de este relato: 3.33
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

De vacaciones en Cuba (I)
Cuba es un pais tropical donde el buen tiempo impera todo el año y donde siempre hay momentos y lugares para el sexo. Esta historia comienza en uno de mis dias de vacaciones en Cuba. Yo estaba en la playa con mi mujer, ella se llama Miriam, es trigueña, ojos negros, de mediana estatura, buen cuerpo, senos pequeños y tiene 25 años al igual que yo. No es porque sea mi mujer, pero puede llegar a atraer a cualquier hombre sin necesidad de esforzarse mucho, ella es sin dudas apetitosa y ademas a la hora del sexo es bastante abierta, puede parecer a veces ingenua pero no lo es a la hora de hacer el amor, le gusta probar cosas nuevas pero hay algo que nunca ha hecho y que me gustaria verle hacer.
Siempre me ha gustado la idea de verla teniendo sexo con otra mujer sola o compartiendo conmigo esos momentos pero nunca le habia comentado mis deseos.
Estando en la playa se nos acerca una pareja, un poco mayor que nosotros, parecian rondar por los 35 años, ellos no parecian cubanos y no hablaban nada de español o eso creia yo hasta ese momento.
Ella tenia el pelo largo, muy bien cuidado, ojos verdes, muy bonita, tanto que no deje de mirarla, y ademas, para completar tenia una hermosa cola tan empinada como incitando a ser cogida en cualquier momento y acompañada de un par de tetas grandes que no sabia como podian estar prisioneras en aquel estrecho bikini. El parecia bastante normal, con la piel un poco quemada por el sol, tenia un cuerpo atletico pero algo en mi decia que no era capaz de satisfacer a ese culito.
Nos preguntaron en ingles por un lugar para pasar la noche, yo les dije que si por mi fuera ella la pasaria conmigo en mi cama ya que estaba riquisima pero el problema iba a ser con su marido que no cabia en mi cama, todo eso se lo dije en español para que no me entendieran y mi esposa tomo mis palabras como una broma y se rio un poco, dandome un codazo y diciendome que no me hiciera el listo, en eso aprovecho ella y le dijo que existia un motel muy cerca de la playa donde se podia pasar la noche muy agradable.
Empezamos a hablar un rato con ellos, conocimos sus nombres, Megan y David, y yo no aparte la vista de sus grandes pechos y ella empezo a darse cuenta, pero para mi sorpresa mis miradas eran correspondidas y eso empezo a incomodar un poco a mi esposa, la cual empezo a decirle barbaridades en español, como: Deja de mirar a mi esposo putica o si sigues te voy a golpear que no te van a conocer en tu pais entres otras cosas que le decia pensando en que ellos no entendian nada de español.
En un rato nos despedimos, le di la direccion de nuestra habitacion, por si necesitaban algo y para mi sorpresa y la de Miriam ella se despidio con una frase que nos dejo paralizados: Adios, nos vemos a la noche.
Siempre me ha gustado bañarme en la playa al atardecer, gusto que no comparte mi esposa, por lo que yo fui hasta la playa despues de que el sol se hubo puesto pero todavia no era de noche. En la playa estaba Megan, sola, sobre la arena y con unos bikinis de esos que son casi por gusto ponerselos. Comenzamos a hablar, y para mi sorpresa en español, ahi fue donde me estere de que sabia español, que lo habia aprendido desde muy chiquita, ya que su padre era argentino, aunque su madre canadiense.
?Entonces entendiste todo lo que hablamos? le dije.
Y con una sonrisa en su cara, que mas que contenta parecia una puta me dijo:
Si, todo
?Hasta lo que yo?
Si, hasta lo que tu me propusiste, propuesta que no he dejado de pensar.
Si, tu tienes un solo problema, y es que tienes todo lo que le puede gustar a un hombre.
?Por ejemplo?
Eres una persona agradable, bonita, interesante, un par de tetas envidiables por cualquier mujer, un culo mejor y sobre todo, una cara de puta reprimida que me dan deseos de darte mi polla toda la noche, hasta que digas vasta.
?Y por que no lo haces?
Es que hay un problema
?Tu mujer?
?Y tu marido? le dije
Por mi marido no te preocupes, el no es mi marido, es mi hermano.
Y dicho esto me empezo a tocarme el pene, que por cierto, de imaginarme lo que podiamos estar haciendo ya estaba a mil. Se acerco mas a mi y me dijo en el oido:
De esto no tiene por que enterarse tu mujer, te voy a dar una cogida tan grande como nunca te la han dado, pero me vas a deber toda una noche de placer.
Me saco la polla y empezo a darme una de las mamadas mas ricas de mi vida, me pasaba la lengua por todo mi miembro, empapado de saliva, y chupaba como una puta, al mismo tiempo me pajeaba y yo gemia de placer al como se la tragaba entera, ella estaba en una posicion excelente para la vista, le veia todo su culo, ironicamente tapado con su diminuto traje de baño. Yo empece a tocarla y me dijo:
?Te gusta mi culito?
Ya te dije que lo tienes hermoso, que desde que te vi tengo deseos de cogertelo.
?Y que esperas?
Sin pensarlo mas la deje completamente desnuda, ya era completamente de noche, su silueta era perfecta, empece a besarle sus pezones, eran grandes y se retorcia de placer cada vez que se los mordia, poco a poco fui bajando hasta su coño, completamente mojado, lleno de sus jugos, los cuales me fui tragando poco a poco, le pasaba mi lengua por su clitoris hasta que se empezo a correr en mi cara, de su vajina salian chorros de su liquido, nunca habia visto algo similar, eso me calento muchisimo, hasta que ella me dijo:
?Que paso con mi culito, lo quieres o no?
Entonces ella se puso en cuatro y me enseño todo su culo, grande que tenia el hoyo, entonces le arrime mi verga y la encule con todo, empezo a gemir y gritaba, estabamos en la playa, la idea de que alguien nos podia sorprender me excitaba mucho. Cada vez ella me abria mas sus piernas, y quedaba mas expuesta a mis embestidas. Mientras la enculaba, le acariciaba sus tetas, excelentes tetas, que podian con tan solo mirarlas provocar una ereccion. Se corrio otra vez, esta vez mas intensa, la sensacion que producia su orgasmo en mi pene dentro de su culo me excito de tal manera que tuve que controlarme para no llegar y derramar mi semen en su culo. Ella lo noto y me dijo, aguantate, quiero tomarme todos tus jugos. Le saque la polla de su culo y rapidamente empezo a chuparmela y me decia cosas como: Para que veas lo puta que soy me la voy a tragar toda, y no pude mas, empece a descargarle todo mi semen en su cara, ella se lamia todo lo que podia y el resto se ayudaba con su mano para llevarselo a su boca, no quedo rastros de semen. Habia tenido una de mis mejores corridas, con aquella desconocida.
Ya termine el trabajo, despues paso por tu habitacion.
?A que vas a pasar? yo le pregunte.
Y con su cara de perra me dijo:
Para hacer cumplir una promesa.
Y se fue, mientras caminaba se iba poniendo partes de su traje de baño y su silueta se perdia en el horizonte. Fui para la habitacion pensando en Megan, en lo que podria hacer cuando esa misma noche fuera a mi habitacion, con mi esposa. Al llegar a la casa me encontre con Miriam, me pregunto por que me habia demorado y le respondi:
Estaba soñando
?Con quien?
Contigo
?Y que soñabas?
Soñaba que yo me cogia a la extranjera (Megan) y tu nos mirabas.
?Y que mas?
Que a ti te gustaba que me la cogiera
Note algo de excitacion en Miriam, entonces ella me dijo:
Es solo un sueño.
?Pero podria hacerse realidad? le respondi
Continuara...
Comentarios y sugerencias a: cubarelatos@yahoo.com



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.