Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (49)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (299)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Control mental
Valor de este relato: 4.22
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Debutando con mama)
Cuando cumpli 15 años, mi hermana no estaba ya en casa. Se habia ido del pueblo para poder estudiar, y si bien venia de visita, todo el tiempo que permanecia en nuestro pueblo estaba con sus amigas o en compania de nuestros padres, que la extrañaban mucho y no nos dejaban solos jamas. Si bien yo ya habia decidido que estaba dispuesto a tener relaciones sexuales mas alla de estar desnudos y masturbarnos mutuamente, me era imposible concretar porque no teniamos oportunidad de estar a solas. Sin embargo, la primera vez que volvio de visita a nuestro hogar, le ordene mentalmente, y varias veces, que no tuviera relaciones sexuales de ningun tipo, que conservara su virginidad. No sabia cuando se daria la oportunidad, pero estaba dispuesto a ser yo quien le robara la virginidad a mi hermana.
En esos tiempos mi madre empezo a trabajar solo por las mañanas, y ya no podia disfrutar de la independencia que antes tenia en mi hogar, pues por las tardes ella estaba en la casa, y a la noche volvia mi padre de trabajar. Yo concurria al colegio por las mañanas, y ya no disponia de tanta libertad. Esas tardes mi madre las pasaba viendo television, cocinando, o haciendo tareas del hogar, y yo pasaba entonces mas tiempo con ella. A las tres de la tarde, siempre, invariablemente, se ponia su ropa deportiva y hacia gimnasia frente al aparato de tv, con unos videos de esos para ejercitarse, donde aparecen unas tias buenisimas. Claro que mi madre no se parecia a estas mujeres ni de lejos, pero tenia un muy buen cuerpo, aun a sus 42 años, y lo conservaba bastante bien gracias a sus rutinas de ejercicios y dietas. Usaba el cabello corto, rubio, y realmente tenia formas generosas, pero armoniosas al mismo tiempo, o sea, buenas tetas, un culo un poquito grande, pero buena cintura y todo en su lugar. Yo no perdia ocasion de hacerle compania, sentado en un sillon, mientras ella hacia gimnasia, porque realmente las tias del video me calentaban, y algunas veces que me quedaba solo en casa miraba esos videos y me hacia unas pajillas calentandome con eso.
Un dia, mientras ella hacia gimnasia, me puse a darle ordenes mentalmente, como hacia con mi hermana, pero esta vez solo por jugar, porque ya lo habia probado antes y no daba resultados con otras personas. Pero esta vez note algunas reacciones. Por ejemplo, si ella estaba haciendo un ejercicio donde los brazos debian quedar pegados al cuerpo, yo le ordenaba levanta los brazos, y ella dudaba un poco, y al final, a veces, los levantaba, haciendo cosas distintas a las coreografias del video.
Entonces me dedique a perfeccionar la tecnica, y me di cuenta de que, con tiempo, podia dominar mentalmente a quien quisiera, pues en realidad se trata de domar las mentes. Al principio me costaba trabajo, no me hacian caso o solo me obedecian a veces, pero con constancia, las mentes al menos la de mi madre iban dejando de oponer resistencia y me obedecian ciegamente.
Al principio lo hice para ayudar a mi madre a hacer ejercicios que a ella le costaban mucho o no tenia voluntad, le ordenaba que fuera a correr al parque, que hiciera rutinas mas dificiles, que siguiera las dietas al pie de la letra, etc. Y al mismo tiempo, ganaba un poco de libertad en mi hogar, pues podia mandarla a pasear cada vez que queria masturbarme.
De todas formas, con el tiempo, empezaron a ocurrirseme cosas mas diabolicas. Mi madre trabajaba por las mañanas, por lo que ella disponia de un sueldo, y por lo tanto yo tambien, dado que le ordenaba que me entregara buena parte de sus ingresos cada vez que me hacia falta.
Una tarde, en que ella estaba haciendo ejercicio, la mande a ir corriendo hasta el video club y alquilarme un par de peliculas porno. Cuando volvio, la mande a ducharse un largo rato y luego a que se quedara en el baño hasta que yo se lo ordenara, pues queria estar un rato solo para poder pajearme. Puse una de las peliculas y enseguida estaba empalmado, y bien, me masturbe. Luego le di la orden de que fuera a vestirse y la tarde continuo normalmente, ella se vistio y luego se puso a limpiar la casa. Ese dia todo hubiera continuado normalmente, si no fuera porque a esa edad las hormonas nos empujan a pajearnos constantemente. No habia pasado mas de una hora que ya queria volver a masturbarme, pero mi mama estaba viendo una telenovela. Asi que le ordene:
Quedate donde estas, viendo la tv, y no digas nada
Puse el video porno y me sente en el sillon individual, al lado de donde estaba ella sentada, y me puse a ver la porno. Me daba bastante morbo que ella tambien viera a esas parejas follando, a pesar de mi orden de que no reaccionara. Y entonces fue cuando, por primera vez, me dio curiosidad de verla desnuda.
Ella tenia puesta una blusa blanca y una pollera gris que le llegaba a las rodillas, y yo le ordene desabrochate la blusa y ella me obedecio. Quedo a la vista un corpiño blanco que ocultaba sus enormes tetas. Me acerque y me arrodille delante suyo, para poder verlas de cerca, y fui yo quien termino de abrir la blusa para ver que habia dentro. Podia ver a traves del corpiño las enormes areolas de mi madre, tan grandes como podia esperarse de semejantes tetas, aquellas que me habian amamantado en mi mas tierna infancia. Quitate el sujetador y ella paso sus manos por su espalda y quito el broche, y luego pude ver en directo esos enormes pechos. Los contemple en silencio, hasta que al fin los acaricie... creo que nunca antes me habia fijado en lo hermosas que eran las tetas de mi madre. Ademas, con todo el ejercicio que le habia hecho hacer en ese tiempo, ella estaba mas buena que nunca. Tome sus tetas con mis manos, y levantandolas un poco me las lleve a la boca, primero una, luego la otra, y luego me metia los dos pezones al mismo tiempo y se los mordisqueaba. Hice que se los pellizcara, que se los chupara, que los amasara, y mientras tanto yo ya me habia bajado la bragueta y me estaba masturbando. Y entonces, luego de pensarlo un poco, tan friamente como podia frente a la vision de las enormes tetas de mi madre, decidi ir mas lejos. Apague la video y fuimos a su pieza. Me sente en la cama y la hice quedarse de pie junto a mi.
Subete la pollera... lentamente
Entonces pude ver una bombacha muy grande, creo que les dicen bombachon, de color beige, con encajes, y... ?estaba humeda! ?Mi madre estaba cachonda, con todo el toqueteo! Muy despacio le baje el bombachon, y de a poco fui dejando a la vista sus pelillos rubios, su raja... Sin mas preambulos pense Abrete el coño, mama y ella, sin dejar caer la pollera que tenia a la altura de la cintura, con sus manos separo sus labios vaginales y me mostro el interior de su conejo rosado. Yo me humedeci el dedo indice con mi saliva, y se lo hundi en ese coño de donde yo mismo alguna vez habia salido. La masturbe un rato, y luego le termine de quitar la ropa por completo.
Acuestate en la cama y separa las piernas, y ella obedecio. Yo me acoste sobre ella y, muy lentamente, temblando como una hoja, la penetre...
?Que placer! Sentia por primera vez mi polla envuelta en carne, y era la carne de mi madre, estaba cogiendome a mi madre... Chupaba esas tetas con locura, con desesperacion, y los pezones se le hinchaban como uvas, se le ponian durisimos... me movia embistiendola con furia, con toda la furia que tanto tiempo acumule esperando debutar, y ahora lo estaba haciendo... ?con mi madre!
Ten un orgasmo, gritalo
??Aaah...!!! mmmhhh.... ???siiiii!!! ???AAAhhhh!!!
Movia sus caderas desesperadamente, de arriba abajo, y yo no paraba de embestirla metiendole mi polla cada vez mas hondo... hasta que al fin... llegamos al mismo tiempo... y yo apoye mi cabeza, aliviado, sobre las tetas de mi madre.
Quede agotado. Estaba recostado sobre el cuerpo desnudo de mi madre, a quien le habia llenado el coño con mi esperma. Me vesti rapidamente y la mande a ducharse, y me fui, a dar una vuelta por alli con mis amigos. Volvi a la noche y cene con mis padres como si nada hubiera pasado, pero con muchas cosas en mente para disfrutar con mi nueva esclava sexual.



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.