Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (93)
Azotes (23)
Confesiones (55)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (158)
Flechazos (32)
Gays (302)
Heterosexual (920)
Incestos (384)
Infidelidad (302)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (192)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (177)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Gays
Valor de este relato: 5.00
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Los amantes (III)
.los dedos penetraban en mi, provocandome escalofrios de placer, mi manubrio volvia a engordar debido a las caricias recibidas. A mi no me duele que me den por culo, estoy mas que acostumbrado y lo unico que siento cuando me follan es gusto. Movi mi culo en circulos mientras Gabriel me seguia comiendo alli atras y ergui mi cabeza cuando senti sus dedos tomando posesion de mi. Mi bello joven, mi hermoso jovencito me esta dando por culo con su lengua y sus dedos, pero necesito sentir ese pubis fuerte dominarme y llenarme de carne el culo. Me agarre como pude a la cabecera de la cama y estire el otro brazo hasta tocar la polla de Gabriel, que volvia a estar dura. Que maravilla la juventud. De mi rostro goteaba el sudor, pero yo quiero sentirlo en mi culo y en mi espalda causado por la follada de Gabriel. Sus dedos se afanan en entrar y se mueven en circulos, como me masajea la prostata, como me abre mi agujero, es increible este muchacho, mientras me abre el culo con sus dedos me chupa los huevos, los succiona con fervor y casi me hace daño, pero es un dolor delicioso, podria sentirlo durante horas, podria estar jugando asi años.
?A que estas esperando para metermela, cabron? le pregunto apasionado, el sudor resbala de mi cara enrojecida.
?Te gusta?
Me gusta todo lo que me hagas.
Se dispone a coger el tubo de lubricante pero yo se lo impido:
Lo quiero a pelo.
Parecio querer responderme, mas se encogio de hombros y siguio a lo suyo. Ahora escupia en mi tunel secreto, apartaba mis escasos vellos negros, metia su lengua y me lubrico un poco mas hasta que senti su cabeza pugnando por entrar. Me tumbe boca abajo en la cama para facilitar su trabajo y me estire, quedando mi polla al alcance de mi mano por si me hacia falta, aunque lo dudaba, teniendo en cuenta la gran dotacion del muchacho.
?Que pasa, te cuesta? bromeo.
Es que te cuesta abrirte, papito esta palabra enternece mi corazon cuarenton.
Aqui tienes muchacho.
Alce mis nalgas y abri todo lo que pude mi ojete, que debia brillar por toda la saliva que Gabriel habia dejado alli. Gabriel lo intento una vez mas y esta vez la cabeza de su gran lanza si se clavo en mi, provocandome goces inusitados y un pequeño dolor.
?Me retiro?
?Follame de una vez! me sorprendo de mi vocabulario, pero a este chico hay que soltarlo.
Ante esto Gabriel dejo pasar toda su porra de una estocada soltando un debil gemido y unas palabras: Fernando, Fernando., yo senti por fin toda la extension de aquel pollon llenandome el culo, disfrute sus huevotes frotandose contra mis nalgas, sus pezones enhiestos contra mi espalda morena mientras su boca me besa la nuca y me muerde las orejas. Deja reposar su miembro dentro de mi apenas unos segundos y despues lo libera, iniciando un potente pistoneo que me taladra, gozo como nunca, su polla me destroza entre gemidos de gusto y machaca mi prostata, ahora yo tambien tomo el control. Comienzo a mover mi pelvis tenuemente, pero sobre todo me dedico a estrujar su cipote con mi esfinter anal, le estrujo como si fuera un blando platano, el nota la opresion y se para un rato para disfrutarme hasta que de nuevo vuelve a follarme con todas sus fuerzas, estrellando su pelvis con todas sus fuerzas contra mi culo, el sudor de ambos provoca extraños ruidos al penetrarme: flop, flop, flop. Ojala pudiera observar la escena: el culo musculoso del jovencito impulsando con todo el impetu de la juventud su rosada polla, sus gordos huevos en mi maduro culito velludo moreno, mi esfinter casi negro abierto, repleto de polla joven mientras mis enorme huevos negros son rechazados contra la sabana con mi polla, que humeda y goteando precum se frota contra la cama. Su carne blanca y musculosa tomando posesion de mi carnes morenas y prietas, menudo contraste, me relamo y gozo de la sodomia, su lengua me lame el rostro y yo acudo a presto a rebañar todo lo que alcanzo desde mi precaria posicion. Sus manos cogen las mias y me retiene contra el lecho mientras sus muslos aprietan asimismo los mios, dominandome y haciendome enloquecer.
Ay, daddy, que rico estas por dentro, no lo sabes muy bien, que culito tan caliente tienes, que puto, como lo mueves.
Y tu me follas divinamente, mi putito, mi niño cabron, vergudo y huevudo.
Me libero parcialmente y alzo mi pierna derecha mientras tomo su diestra, obligandole a masturbarme, cosa que hace con entusiasmo. Ahora si que gozo por delante y por detras. Aprovecho y miro el espejo que hay delante de mi cama y observo como me da por culo. La imagen me excita enormemente y le pido que el tambien mire. ?l mira mi cuerpo sometido a su polla y se encabrona, me folla mas rapidamente, intentando destrozarme, pero su polla pasa limpiamente a traves de mi esfinter, yo gozo con su polla y la retengo contra mi apretando mi culito. Excitadisimo, por fin, siento como su picha se hincha y se turba dentro de mi. Miro su rostro y me sonrie mientras la leche me invade, toma posesion de mi, se saca la polla, deja la mia y me la ofrece. Su polla, ya tumescente, es hermosisima asi: se ve mas roja que nunca y de ella gotea el viscoso semen que espontaneamente es recogido por mi en leng?etazos, que bien sabe, un poco salado y muy picante en la garganta, seguro que el no se ha parado a saborear el mio.
Aun quedo yo le digo sentado . Me has vuelto a poner cachondo y tienes un precio que pagar señalo mi miembro erecto, mojado y gloriosamente erecto.
Yo ahora estoy sentado y le indico a el que se siente encima de mi polla, dandome la espalda. Se que tiene miedo a que mi polla le destroce, pero todavia esta dilatado por el polvo de antes. Toma mi polla y se sienta con dudas encima de mi polla al principio, gozosamente despues, disfrutando al maximo el empalamiento. Le tomo de los brazos para follarlo furiosamente a mi gusto y le abro sus piernas con mis muslos. Ahora disfruta tu de mi polla, cariño, y miranos en el espejo. Nos miramos en el espejo y nos besamos como podemos. ?l se inclina hacia la mesilla donde deje el consolador negro que usamos esta mañana y lo chupa y lame. Lo coge con ambas manos y aparta mis huevazos. Adivino sus intenciones y me abro mas de piernas, sujetandome con los talones y abriendo al limite mi culo. Me lo mete de un solo empellon y yo suspiro del gozo. Lo mueve, mas yo pronto le incorporo para que lo deje alli metido mientras mi polla, mas dura que nunca le folla como un martillo neumatico.
Fer, me matas, cariño, amor.
Gabriel, me corro, toma mi leche, mi amor, chupala toda.
Una vez mas le lleno el deposito intestinal de mi semen. ?l mueve el consolador y lo saca al unisono, con lo que la corrida resulta de fabula; mis oidos me silban y rio como un niño. Coge el consolador, que huele a su lefa y yo lo lamo, rebosante de placer. Rie. Yo me libero de el y le sujeto los brazos mientras le pongo mi polla aun chorreante en su cara. ?l la toma y le obligo a retenerla en su garganta, mientras mis jugos destilan.
?Te gusta? se la saco.
Esta deliciosa. me mira con carita gozosa . Veras, es super picante y me recuerda al agua salada, al mar.
?Pues a ver que te parece esto!
Abro mi culo y se lo paso por el rostro. ?l, obediente, lo lame placidamente. Le miro.
?Que te parece?
?Esta muy bueno!
?Ja, ja, ja!
?Y mi leche?
?Eh?
?Pruebala!
Aunque ya lo he hecho, beso su pene y lo sostengo contra mi boca.
?Y?
?Delicioso!
Alza sus nalgas y expone su ano colorado despues de tanto folleteo:
?Y esto?
Lo olisqueo. ?Me dejara de gustar algun dia este olor tan excitante, tan penetrante? Ahora lo saboreo. Introduzco mi lengua por el, con cuidado de no lastimarle mas. Termino besandolo.
?Muy rico! Pero me gusta mas tu sabor.
?Cual? me pregunta inocente.
??ste! y me como sus labios en un apasionado beso.
Es verdad, tienes razon.
Mas tarde nos volvimos a duchar. Le tuve que poner un poco de crema hidratante para calmar el dolor de su ojete. ?Casi eran las tres de la tarde! Me dispuse a preparar una comida desnudo.
?No te cansaras de mi viendome todo el rato desnudo? me pregunta. Le miro. Es tan hermoso que casi me enoja que dude de lo que siento.
Nunca. Te he visto con mi cerebro, con mi alma y con mi sexo. No con mis ojos. ?Y tu? ahora el molesto parece el.
Jamais.
?Hablas frances? le pregunto en direccion a la cocina.
Oui. Y ademas, lo hago muy bien.
Doy fe de ello.
Reimos y comemos. Todo es paz, pero no como la tipica etapa que atraviesan todas las parejas que luego falla estrepitosamente. Un aura de eternidad rodeaba todo. Me comento que una de sus mas grandes aficiones era la fotografia artistica.
Te quiero hacer unas fotos. ?Tienes camara?
Enseguida la busque. No es gran cosa, solo una Canon, pero creo que le servira.
Aqui, con la luz me dice.
Me tumba en el tresillo. Flash. Apunta a mi sexo. Flash. A mi rostro. Flash. No se cuantas fotos me hizo asi, pero agoto el carrete. Me pidio que posara y accedi. Unas poses mas artisticas, pero otras eroticas, evidentemente.
?Que vas a hacer con estas fotos?
Son para los dos. ?Me tomas a mi unas cuantas?
Si, pero. espera.
Volvi con un tubo de henna y un libro de poesia.
?Que vas a hacer? me inquirio extrañado.
Te voy a escribir en el cuerpo una poesia de Kavafis.
?Quien es Kavafis? Me suena bastante.
Es un gran poeta homosexual.
Su cuerpo se veia muy hermoso con la poesia escrita en henna sobre su cuerpo blanco. Le tome unas pocas fotos, pero era obvio que a mi la fotografia no me interesaba tanto y me limite a mirarle con amor y deseo.
?Que sientes? ?Amor o deseo? era cierto, pero por encima de todo sentia:
Paz.
La gente que esta en paz tiene muy poco que decir.
No es una paz cristiana. Es mi paz y es la que voy a compartir contigo.
?Que mas podria decir? ?l me hizo el amor a mi y luego yo se lo hice a el, despues de disfrutar de un sano 69, con anilinguos incluidos. Despues salimos a cenar a un navarro que conozco, no al italiano que queria ir el, tras ir al teatro. La gente nos miraba extrañada, pues somos lo suficientemente diferentes fisicamente hasta que veia como nos besabamos. Entonces algunos nos miraban con envidia, otros con asco y, por ultimo, otros que nos felicitaban sin palabras. Pero no nos importa. Como dijimos mas tarde, en la cama: Somos amantes.
Autor:ABSAL?N. mabarakin@yahoo.es
Ya saben, escribanme, para lo que quieran, sobre todo si son maduritos y de Madrid. LOS AMANTES es un relato unico, pero preferi separarlo en tres partes para que se leyera mejor y por motivos personales.




Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.