Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (48)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (297)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Infidelidad
Valor de este relato: 3.72
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Mi compadre pago por acostarse conmigo
Desde el despertar de mi sensualidad, me visto mas sexy, y creo que los hombres notan que me encanta la verga, ahora mi compadre se une a la lista de mis amantes. Desde hace un tiempo e notado que mi compadre me mira insistentemente, y me gusta. Es un hombre alto, su personalidad recia y varonil, mi comadre siempre se queja conmigo, de que el no le pone atencion, y que piensa que tiene una amante, les aseguro que a mi no me paso por la mente tener algo con mi compadre, las cosas se dieron solas.
Es raro que mi marido y yo nos reunamos con mis compadres, pero se presto la ocasion en que en la ciudad hubo un concierto de artistas del recuerdo. Ellos nos invitaron y fuimos en un solo coche para mayor comodidad. Ya en el evento empezamos a disfrutar de la musica tomando unas copitas, mi esposo no es que aguante mucho que digamos, y mi comadre igual, yo casi no tome asi que estaba casi sobria, el compadre se puede tomar lo que sea y no parece que este tomado.
Cuando estaba la musica mis compadres se iban a bailar, pero en eso mi comadre recibio una llamada a su celular, y como no se escuchaba bien, le dijo a mi compadre que bailara conmigo. Entonces mi compadre me tomo de la mano para llevarme entre la gente, perdiendonos de vista. Me tomaba de la cintura fuerte, se pegaba mucho a mi, yo llevaba un vestido cortito, pues hacia calor. Sentia que se levantaba de mi trasero, mientras mi compadre acariciaba mi espalda. Entonces la persona que anunciaba pedia la atencion del publico para un concurso. Yo me puse delante de el para tratar de mirar al escenario, era demasiada gente, y como no alcanzaba mi compadre me tomo de la cintura y me levanto por unos momentos, cuando me bajo, mi vestido quedo atorado en la hebilla de su pantalon, quede con mis nalgas al aire, ninguno hizo nada para acomodar el vestido, senti sus manos en mis caderas, las acariciaba y repegaba mis nalgas su verga, pero me llegaba a la espalda, asi que me levantaba un poco, senti su verga parada, pase mis manos por su entrepierna y sentia el grosor de su palo, lo deseaba, el seguia acariciando mis nalgas, caderas y metia la mano al frente de mi tanga para masturbarme, pero en eso se encendieron la luces y tuvimos que parar. Ya nada paso, mi marido andaba tomado, mi comadre preocupada por la llamada, entonces nos fuimos a casa, mi compadre nos dejo en la nuestra, mi mente trabajaba en una idea para coger, estaba ardiendo.
Cuando estabamos en casa mi marido y yo, me desvestia de manera sugerente para que mi marido me cogiera, ya en la cama me pegaba a el, movia mi trasero, se lo ponia para que se calentara y nada, me levanta desesperada, deseando que mi compadre dejara a la comadre y regresara, o bien, miraba a la casa de Ivan mi vecino, pero no, nada.
A la mañana siguiente, mi marido ya estaba levantado, iba a su oficina, le prepare desayuno casi desnuda, deseaba al menos mamarsela y tragarme su leche, para tener un orgasmo, pero parecia que no existia, y se fue. Desanimada me meti a la regadera, y mientras me secaba estaba desnuda, imaginaba que llegaria Ivan, mi vecino, o su amigo Sandro, como algunos sabados. Me miraba en el espejo cuando escuche el timbre de la casa, me asome por la ventana y era mi compadre, me puse nerviosa, de la prisa por abrir me puse el mismo vestido del baile, y sin nada abajo. Abri y lo invite a pasar, mientras me daba la excusa de que pasaba solo para ver como seguia mi marido despues de la tomada, le preparaba un cafe, se sento, me observaba mientras hablabamos tonterias, pero no se animaba a decirme algo. Paso casi media hora, miro su reloj y se levanto, yo mire su entrepierna emocionada, la tenia bien parada, casi se salia de su pantalon ajustado, el noto mis ojos en su verga, me miro y sin decir nada se desabotono el pantalon liberando esa hermosa verga erecta, es gruesa, y con un glande muy pronunciado, se veia delicioso ese trozo de carne, para eso yo ya estaba llena de jugos en mi raja. Se desnudo hasta la rodilla, yo no perdi tiempo, me fui gateando sobre la mesa hasta llegar a su palo delicioso. Empece a mamar, me propuse darle una de las mejores mamadas, el desabrochaba su camisa, yo acariciaba su pecho peludo, me calentaba sentir su torax musculoso, su vientre plano y duro, es alto, asi que no batallo en alcanzar mis nalgas, levanto mi vestido y suspiro al ver mis nalgas, las acariciaba, metia sus dedos en mi raja masturbandome, llevaba sus dedos a la boca y probaba mis jugos, para luego meterlos en mi culo. Yo no dejaba de mamar, estaba sedienta de leche, el me quitaba, no deseaba venirse.
?Ay mamita, ya no, quiero cogerte!.
Me decia el gimiendo, yo no hacia caso, el seguia masturbandome, mientras movia mis nalgas, sus dedos maestros lograron que tuviera un delicioso orgasmo, segui con la mamada regia, el ya no insistio en quitarme, entendio el mensaje de mi deseo de tragarme su semen. Metia la verga hasta mi garganta y lograba sacar mi lengua al mismo tiempo para no descuidar sus testiculos, senti que se contraian, señal de que se venia. Me retire un poco sin sacarla por completo, solo la mitad, entonces mi garganta sintio un chorro de leche, la saque por un momento para recibir el ardiente liquido en mi cara, volvi a meter su verga en mi boca para terminar de disfrutar esa venida masculina, sin dejar de leng?etear, ni de mover mis nalgas. Apenas termino y se dirigio a mi trasero, levanto mis nalgas apretandolas, no supe cuando se quito toda su ropa. Pero senti su lengua recorrer todas mis nalgas, en mi ano, y mi panocha que ya estaba encharcada de jugos, con sus dedos abria mi culo de manera exagerada.
?Comadre, que rico culo tiene, se nota que el compadre le da por ahi!.
Yo pensaba en las vergas que han pasado por mi ano, aun con el sabor de semen en mi boca igual pensaba en el sabor de la leche de mi cuñado, mi vecino Ivan, de Sandro y por que no?, de mi marido.
El compadre seguia jugando con mis nalgas, las lamia, las ensalivaba, metia sus dedos en mi panocha, y cuando abria exageradamente mi culo, sentia un liquido en el, era saliva. Lograba meter hasta tres dedos en mi ano, y de repente sin mas ni mas me la metio en mi raja, apretaba mis caderas, estiraba mi pelo hacia el, yo me concentraba en la cogida rica que me daba. Fue tan fuerte la embestida que un segundo orgasmo me hizo girar mis nalgas de manera loca, inconscientemente puse mi mano en mi culo para meter un dedo, creo que vio esto pues la saco de mi raja y sin miramientos me dio por el culo.
?Comadrita, se nota que le dan verga seguido por este hermoso culo!.
?Aja!, si compadre, me encanta que me cojan por ahi.
?Que se la cojan?, ?Pues que otros se la han cogido?.
?No compadre, ?Como cree?, Solo usted y su compadre!.
?Pues a mi no me importa si le pone el cuerno a mi compadre con otros, pero yo vendre a cogermela mas seguido comadre, porque coge como la mejor de las putas!.
?Ay compadre!, ?Usted cree que cojo bien?.
?Como que no, es mas si quisiera se hace rica cogiendo, solo digame?.
?Aaaahhhh, Oooohhhh, cojame mas fuerte compadre!.
El compadre me puso de pie, me levanto un poco, para que alcanzara acogerme, mientras me volteaba para besarlo, el apretaba mis tetas sin dejar de bombear mi culo. Asi me llevo a mi recamara, me empino se levanto detras de mi, sosteniendose en mis nalgas, sus pies casi en mi cadera, y siguio cogiendome, sin saber que esa es la posicion que mas me encanta, la sacaba y la metia toda haciendome ver estrellas y perder la nocion del tiempo. No supe cuanto paso pero tenia la sensacion en mi ano de estar tan abierto, puso sus dedos en mi clitoris y me masturbo mientras metia su verga en mi culo. Eso me encanta y sin dejar de mover mis nalgas para provocar que se viniera senti otro orgasmo, y su respiracion se agitaba, estaba a punto de venirse, saco su verga, abrio mi culo y dejo escapar su leche en el ano, estaba ardiendo ese liquido, mi culo se contraia de sentir la leche, me recoste, y me quede dormida, cuando desperte mi compadre no estaba, mire a mi alrededor y cerca de mi almohada habia dinero. No lo podia creer, mi compadre me pago por acostarse conmigo, no sabia si molestarme o agradecerle que me tratara como me gusta: ?Como una puta!.
marur16@hotmail.com



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.