Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (48)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (297)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Incestos
Valor de este relato: 4.13
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Papa y mi hermano con su nenita
Bueno, he decidido contarles un poco mas sobre mi papi que le fascinaba jugar a cositas sucias conmigo, como ya les habia comentado.
A papito siempre le gusto mamarme mis tetas, porque ya como a los 15 años eran grandes y hermosotas como son ahora y el se volvia loco con ellas. Como mi hermano era un poco mayor que yo, tenia 18 años y mi papa queria enseñarle lo que era gozar a una nena rica, pues comenzo a enseñarle conmigo lo que era gozar a una perrita cachonda y yo me ponia hirviendo con los dos.
Un dia decidieron llevarme de dia de campo a un rio que habia cerca de la ciudad y al que siempre habiamos ido de niños, pero esta vez fue distinto. Me llevaron para hacer conmigo cosas que nunca pense hacer con ellos, pero que al final, me volvieron loca de placer...
Me pidieron que llevara un cambio de ropa, por si me mojaba o algo. Yo iba con una playerita pegada y unos shortcitos que dejaban ver parte de mis redondas nalgas por abajo y mis piernotas estaban preciosas y largas. La playerita era escotada y no llevaba brassier pues iba con ellos y no pense en provocarlos asi, ademas eran de mi absoluta confianza.
Ya en el rio, jugando, los dos me tiraron al agua y se quedaron afuera para verme salir de ella. Con la playera empapada y el frio mis tetas se marcaban y mis pezones se habian parado y no habia forma de disimularlos. Mis shorts se me metian en la rajita de las nalgas, empapados. Entonces papa me dio la mano para salir y Javier, mi hermano me dio la otra, uno de cada lado y ya que estaba en tierra firme, ambos me tomaron por la cintura y me comenzaron a agarrar cada uno una teta, sobandomelas a su antojo, masajeandomelas a gusto, sin que yo me atreviera a protestar pues el placer era gigantesco. Papa le decia a Javier: Sobaselas bien hijo, para que tu hermanita sepa lo que es ser gozada, aprietale un pezon, rico, para que sepa lo que es tener unas buenas tetas como ella. Y Javier hacia caso y me sobaba a su gusto y papa entonces me pidio que me quitara la playera, pero mejor los dos me la quitaron juntos. Entonces mis tetas quedaron al aire y ambos comenzaron a lamer mis pezonzotes que ya se habian puesto a tono, mas por lo caliente que estaba que por el frio que sentia. Lamieron mis tetas a gusto, mi hermano aprovechaba la ocasion pues yo nunca lo habia dejado tocarme y papa le estaba dando permiso de gozarme a su antojo. Mi coño iba mojandose cada vez mas, una sensacion deliciosa...
Javier siguio mamandome mis tetas hasta hartarse, como un bebe pidiendo su leche, chupaba y succionaba, apretaba, agarraba, me masajeaba como queria, me lamia toda, haciendo ruidos al chuparme, delicioso, aprovechando la situacion como podia, haciendome sentir una cachorrita sumisa y servicial, como papito me habia enseñado siempre, dejadita, a su servicio, ya saben que me encanta servir...
Papa me habia bajado los shortcitos y los calzoncitos y habia dejado mis nalgas redondas al aire y se me habia puesto atras para cogerlas con sus manazas y darme unos buenos pellizcones, como siempre le habia gustado. Me pasaba el dedo por mi culito, lo metia un poquito, luego se arrodillaba y con su lengua me lo lamia rico y me metia la puntita, poniendome el culo bien caliente y sabroso. Yo me meneaba a su antojo, los dos estaban con las vergas bien paradas, hinchadotas y solo de imaginarme la de mi hermano, me ponia mojada y lista para comer lo que me quisieran dar... papito me habia enseñado a ser su nena putita, rica y le encantaba que yo obedeciera sus ordenes...
Papa dijo: Hijo, ahora lamele la panochita, mirasela que rica es, tan nuevecita todavia, chupale el clitoris que eso le encanta, aprende a gozar a una putita, pero como tu hermanita, ninguna hijo, gozala, que para eso esta. Javier me decia: A ver nenita, abre bien esas piernitas que voy a hacerte venir a chorreones con mi lengua mama. Y papi, por atras empujaba mis muslos e hizo que me sentara en sus rodillas con las piernitas bien abiertas, asi su vergon daba en mi cola y mi hermano tenia puerta abierta para mamarme a su antojo...
Papa se saco entonces la verga y me la paseo por el culo y las nalgas, me abrio las nalgas rico mientras Javier chupaba, lamia, succionaba mi clitoris, mientras me metia un dedo en la panocha empapada y yo me retorcia de gusto, siendo gozada por dos hombres que me hacian sentir tan buena, buenota, deliciosa... mis nalgas no paraban de menearse, daba vueltas, adelante atras, con unas ganas de verga que no podia... y aun asi todavia soy insaciable, no paro de desear que me cojan, ellos tenian la culpa, por enseñarme a ser tan perra, tan caliente, tan gozosa, tan golosa...
Papa entonces le pidio a Javier que se acostara boca arriba y se sacara bien la verga y a mi que me pusiera en 4 patas viendo hacia Javier: Mamale la verga nena, mamasela bien, como te he enseñado a hacerlo, chupale la cabeza que ya esta buena para ti y de inmediato me puse a chupar pito, asi rico, mmmmhhh, lamiendo esa cabeza inflamada a punto de estallar, la chupe, la lami, la embabe delicioso mientras papa se me ponia atras y me volvia a dar con el dedo en el culo, pero ahora mas fuerte, hasta que senti de pronto que se me acomodaba para encularme, pero antes de hacerlo me pidio que me metiera la verga de Javier en el coño, mmmhhh... estaba buenisima, me comence a montar de a poquitos, comiendomela primero la cabezota, entraba y salia, meneando bien el culo, asegurandome que papa veia bien el espectaculo y en eso senti que me agarraba las nalgas me las abria bien y me decia: Vas a sentir lo que son dos vergones dandote por la concha y el culo al mismo tiempo nena, y te va a fascinar y me comenzo a dar por el culo, bombeandome con todo, sin ninguna piedad, y yo comence a gritar entre dolor y placer, pero no podia dejar de menear el culo y comerme la verga de Javier por la concha que chorreaba leche a gusto, dejandome llevar por el placer de ser cogida por dos hombres tan a gusto, usandome a su antojo y yo feliz, encantada, con una cara de viciosa tremenda...
Javier me agarraba mis tetonas sin parar mientras me veia con cara de: Ay, putita, quien te viera tan cogelona y papa me decia: Andale putona, a darle placer a tus hombres, coge, puta, coge que para eso eres muy buena y yo ardiente, no pude mas que soltar toda mi leche y darles tanto por el culo como por el coño todos mis jugos deliciosos mientras ellos terminaban en mi gritandome lo puta que soy y lo buena que me pongo con sus vergotas y yo gritaba y gemia sin parar, hasta que los tres nos quedamos agotados, acostados yo encima de Javier y papa con su verga en mi culo hasta que se le puso chiquita y me la saco chorreante de lechita y Javier solo alcanzo a decirme: Nena, ni te creas que esta va a ser la ultima vez que me sirves asi, no le pienso pedir permiso a papa y te voy a dar cuando a mi me plazca... yo solamente me senti mas puta todavia y no veia el dia en que mi hermanito tuviera ganas de mi de nuevo, con papa o sin el...
Entre ambos me volvieron una putita insaciable, que siempre quiere mas leche, mas verga, mas de todo... ahora soy un mujeron que sabe volver locos a los hombres, me encanta coger y que me cojan... ?como ven queridos amigos? Me fascina contarles mis aventuras y dejar que me contesten sus opiniones que me ponen mucho mas caliente todavia... ?porque sere tan perrita?




Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.