Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (48)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (297)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Gays
Valor de este relato: 3.00
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Al limite
Una historia de supervivencia.
de lo que se quema para seguir adelante..
Salva se desperto sobresaltado; sin embargo se quedo inmovil, con los ojos desorbitadamente abiertos contra la espantosa oscuridad
Su gelida mano busco el corazon
Parecian los latidos de un conejillo que huye de un fiero cazador
Solo que el no sabia quien era ese cazador
Ya no lo recordaba
De tanto intentarlo, habia conseguido olvidar lo que le hacia daño y, precisamente, en esos momentos, era esa incertidumbre lo que le ahogaba, lo que le llevaba a tener la tragica certeza de que su corazon seguiria latiendo aun cuando ya el no quisiese continuar
Inesperadamente, se desato un remolino de sabanas blancas y emergio la desnudez de un cuerpo delgado y sudoroso
Bajo las tenues luces del trafico de la calle Intenciones, busco en la geografia de su anatomia las señales de la ultima noche
Encontro un arañazo en el hombro y otros en las caderas; pequeñas flagelaciones sobre su culo; restos de semen por todo su cuerpo..
Eso es lo unico que le quedaba tras una noche de sexo desenfrenado..
nada
Pero se habia acostumbrado a esa nada y no podia dejarlo
Por eso sabia, cuando se aparto de la ventana, antes incluso de que las primeras gotas de agua de la ducha empezaran a borrar las eyaculaciones de su piel, que volveria a por mas
Solia ir a locales de ambiente
Una manida sensacion de seguridad le embargaba bajo sus lugubres luces
Se movia con cautela y el paso de los años le habia vuelto poco exigente
Ya no se trataba de una cara atractiva o de un cuerpo bonito, sino mas bien de una expresion inocente, un gesto de debilidad.
o todo lo contrario
Cada noche era distinta porque jamas se volvian a repetir
No conocia sus propias reglas, no estaban escritas en ningun libro, tan solo las intuia
?Sabes por que vuelves cada noche a esos antros? en la ducha volvio a escuchar esa voz, un eco del pasado que no aceptaba su destierro
?No lo sabes?
Aparto la mirada del desag?e de la ducha y abrio la boca
Durante unos instantes, dejo que se le inundara de agua
Entonces trago y le quedo el agridulce sabor del champu
??No es verdad!! gruño mientras se envolvia con la toalla
Eso no es verdad, jodido imbecil
La frialdad de la cerveza corriendo por su garganta, distrajo su atencion por unos momentos
Y, en cuestion de minutos, las pastillas que habia diluido en ella, harian el resto
Solo tenia veinticuatro años, pero ya no conseguia empezar el dia de otro modo
El amanecer lo encontro apoyado contra el marco de la ventana, sujetando con la mano las persianas
Habia desden en su mirada..
tal vez porque no miraba fuera, sino dentro
Se veia a si mismo, a los diecisiete, tumbado en la consulta del psicologo al que sus padres le enviaron por estar preocupados por las costumbres sexuales de su primogenito
?Te consideras promiscuo? le preguntaba el psicologo, recostado en su carisimo asiento de cuero
?Promiscuo? ?Cuantos polvos se ha de echar para ser promiscuo, doctor?
?Cuantos? sonrio desde su trono
No se
?Cuantos crees tu?
Cien, cincuenta, veinte..
abrio los muslos y se froto el paquete ..
puede incluso que cuatro
El psicologo entrecerro los ojos y mordisqueo el boligrafo con el que anotaba en sus cuadernos
Entonces, dijo:
No, es mas complejo que todo eso
Una persona promiscua puede realizar el acto sexual con un compañero de colegio en la residencia familiar y, ese mismo dia, insinuarse a su psicologo..
El estrepitoso sonido de un frenazo, poco antes del paso de peatones, devolvio a Salva al presente y se dejo caer en el sillon
Pero, en cuanto sus parpados se hubieron cerrado de nuevo, volvio a comtemplar la cara del psicologo, pero ahora desencajada por el placer que le producia azotar su enorme polla, sudorosa y gruesa, contra la inocente carita de su joven paciente
La pasaba lentamente por sus labios y, despues, con mayor dureza, la golpeaba contra sus mejillas
No se la metio hasta que se lo suplico
Mas..
por favor
Y le dio mas, cuando se canso de sentir la humedad de su lengua lamiendole el capullo
Fue la primera vez que le penetraron la boca como si el resto del cuerpo dejase de existir
Le agarraba fuertemente su cabeza, y, con dureza, lo empujaba arriba y abajo por todo su mastil, hasta que los labios, llevados a su maxima expresion, se estrellaban contra los huevos
Al poco rato, se la saco, chorreante de saliva y mas colorada que nunca..
Deme por culo, por favor..
Pero cuando trato de darse la vuelta para que le desvirgase su trasero, el psicologo le sujeto la carita y se le corrio encima..
De pronto, sono el timbre
Andando hacia la puerta se percato de la notable ereccion que llevaba
Como pudo, se acomodo el paquete y abrio mientras, en algun lugar, aun le parecia, entre jadeos, escucharlo decir:
Este sera nuestro pequeño secreto..
El semblante serio de su madre se materializo tras la puerta
Hola, querido
Madre..
Se dieron un incomodo abrazo y cerraron la puerta tras ellos
?Quieres tomar algo??Que haces tu por aqui?
Dio unos pasos y se sento en el sofa, sin quitarse las gafas
No me quedaba otra opcion
Hace meses que no vas por casa y llevas casi una semana entera sin ir al trabajo
Tu padre esta..
Ademas sales todas las noches y duermes el dia entero..
?Que te pasa, hijo?
La misma gelida impaciencia con la que se envolvia a los diecisiete, volvio a aparecer
Nada, no me pasa nada..
La pelirroja cabeza de su madre se inclino sobre los restos de cerveza que quedaban en el vaso
Una mueca cruzo su boca y un manto de arrugas poblo su cara
?De veras? se llevo una anillada mano hasta sus tremulos labios
?Como has cambiado, hijo! Echamos de menos a nuestro hijo..
El sordo golpear de una mano contra la mesa de marmol, la interrumpio
?No me vengas con esas ahora! bramo
?Nunca he estado a vuestra puta altura!?Recuerdas?..
?Que es lo que te pasa? se levanto y fue hasta la puerta
Hijo, tu padre y yo queremos ayudarte..
y no sabemos..
Un olor a tabaco y Chanel se quedo flotando en el salon durante bastante tiempo despues de que su madre hubiese cerrado la puerta, llevandose consigo las mismas dudas que traia
Tumbado en el sofa, viendo como el sol se deslizaba por el contaminado cielo de la ciudad, voces del pasado desfilaban al ritmo de locos acordes
Este sera nuestro pequeño secreto..
repetia una y otra vez, en su cabeza
Se llevo sus crispadas manos a las sienes y grito:
???Basta!!!
Parecia que el tiempo se hubiese convertido en una noria
Iba de atras hacia adelante y vuelta a empezar, sin nada que lo aliviase
?Sabes por que vuelves cada noche a esos antros? de nuevo, esa voz
???No lo sabes???
???Basta, basta, basta???
Se levanto y, tambaleante, fue hasta la mesilla de noche
Cogio dos pastillas, se las trago y se dejo caer en el desvencijado colchon, esperando que el sueño le arrancase todo cuanto sucedia en su interior y no lograba entender
Y tuvo un sueño largo, tan largo que le impidio despedirse del sol; pero, al despertar, todo seguia igual
Alli estaban las pastillas, alli estaba tambien la noche que, susurrante, le invitaba:
Ven conmigo, amor, dejate llevar, dejame mentirte..
Con un trago de cerveza, bajo las pastillas y abrazo las sombras de la calle Intenciones




Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.