Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (93)
Azotes (23)
Confesiones (55)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (158)
Flechazos (32)
Gays (302)
Heterosexual (920)
Incestos (384)
Infidelidad (302)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (192)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (177)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Heterosexual
Valor de este relato: 5.00
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Enferma de Jugosa
Antes de comenzar a relatarles detalladamente las jugosas en todo sentido, experiencias vividas por mis papis termino de contarles de qué manera terminó aquella madrugada del sábado en el chalet de Patricia. Con la esperanza de no aburrirlos, los invito a leer mis relatos anteriores si no lo hicieron y terminar después leyendo este. En la cama matrimonial que por suerte era muy grande estábamos Richard, Néstor, Raúl, Mario, Alicia y yo . En el sofá cama al frente , estaba Patricia, ya bien servida junto a su marido dispuestos a satisfacer su morbo mirándonos. Tanto yo como Alicia y mis amigos teníamos en mente nuestras íntimas apetencias. Las mías las tenía muy claras: que Raúl y Mario me la dieran por todos lados, la de los demás y sus posibilidades de realizarlas era bastante fácil intuirlas. Raúl y Mario querían cogerse a Patricia y en mi fuero interno sabía que Mario no iba a tener suerte ,esa noche al menos, por las descomunales dimensiones de su verga . Alicia no estaba todavía preparada para tanto, no se iba a animar. Raúl seguro que iba a poder darle por la conchita y tal vez por la cola, Néstor yo sabía que tenía ganas de sodomizarla que era lo que le faltaba hacer con Alicia y lo iba a poder hacer. Su verga es larga y gruesa como la de Richard y este ya la había sodomizado y aunque a ella le dolió bastante le terminó gustando. En cuanto a Alicia había demostrado que le encantaba el sexo oral y creo que mis cuatro amigos iban a poder disfrutar de sus mamaditas ..¡y yo también!. El anito de Alicia iba a tener bastante ajetreo, con Néstor, tal vez con Raúl y con Richard que seguramente querría repetir. Mi culito tenía ganas, con sólo mirar aquellos enormes pedazos, me lo hacía notar como un pollito con el pico abierto. Para que el revolcadero fuera más espacioso, Raúl juntó con un empujón el sofá cama que estaba al costado con la cama matrimonial. Mario fue el primero en tirarse boca arriba en la cama estirando los brazos e invitando a Alicia a que se acostara encima de él. Esta sonriendo lo hizo.
¡Qué rica que estás!!1 sentí el diálogo porque yo estaba acostada al lado, con ellos dos a mi izquierda y con Richard y Néstor a mi derecha.
¿Te gusto?.
Sos preciosa, tenés una carita muy linda y un cuerpo que ya te digo!!!
¿En serio?
Sí, y un culito de novela. al decir esto Mario con sus grandes manos le manoseaba los glúteos y pasaba la yema de sus dedos en su rajita al mismo tiempo que su lengua recorría el cuello de Alicia. Ella se dejaba hacer con los ojos cerrados mientras contoneaba suavemente sus caderas para que su conchita rozara el muslo de Mario.?
¿Me lo vas a dar?
¿Lo qué?
El culito.
¿Estás loco? ¡Ni soñando!!
¿Por qué? ¿Sos bobo o te hacés? Con el garrote que tenés. ¿Me querés matar? Raúl después de correr el sofá cama como les dije antes, se acostó del otro lado de Mario. Yo me daba cuenta que mi negro sinvergüenza quería cogerse a Alicia y la verdad es que en el fondo yo tenía ganas de ver como se la cogía. No soy celosa.
¿Así que no pensás coger conmigo, me vas a dejar con las ganas? dijo Mario con cierto tono de resentimiento.
No te enojes, sí . ..pienso, pero más adelante.
¿Cuándo?
Primero dejame con tus amigos.
¿Por qué? Ante la pregunta de Mario intervine yo.
¡Ay, Mario ,no seas pesado! ¿no te das cuenta que te tiene miedo ¡Esperá que coja bastante con Richard, Néstor y con Raúl!!! Después que esté bien cogida, otro día la agarran otra vez entre todos y vas a ver que no vas a tener problema. ¿No es cierto Alicia?
Sí, pero otro día!!! respondió ella mirando a los ojos a Mario. . era una promesa. ¿Y ahora qué hacemos? preguntó Mario resignado.
Podemos jugar respondió Alicia. ¿No querés? Me di cuenta que ella estaba con unas ganas locas de empezar a chupar pijas. . o lo que fuera. Raúl pensó lo mismo.
Vení, chiquita, acostate aquí. al decir esto se apartó un poco haciéndole lugar entre él y Mario.
¡No. al revés, mi amor quiero chuparte la conchita!!! Raúl se puso de costado y ella entendió. Iban a empezar los juegos que a ella le gustaban. También se puso de costado, apoyó su cabeza en el muslo de Raúl. Rodeó con un brazo el muslo en donde apoyaba su cabeza y con la mano del otro brazo llevó la pija a su boca abierta y ávida. Era terriblemente excitante ver con qué lujuria se entregaba ella al placer del sexo oral. Su afición al mismo había logrado hacer de ella una verdadera experta. ¡Era una chupa pijas, una mamadora de alma! Bueno. .yo creo que soy igual. ¡Es una delicia! Mario también se puso de costado teniendo las nalguitas, toda la rajita y el anito de Alicia al alcance de su lengua. !! De sólo ver como Mario la chupaba se notaba las ganas que le tenía. Yo disfrutaba de antemano sabiendo que todas las ganas de comerse un culito se las iba a sacar conmigo y como les decía, mi anito hacía rato que me hacía guiñaditas, que palpitaba como si tuviera hambre.
Yo tenía en una mano la pija de Richard y en la otra la de Néstor, cuál de las dos más tentadoras y sabrosas. Me arrodillé en diagonal. Es decir me puse a pajear y a chuparle la pija a Richard y puse mi conchita en la cara de Néstor el que no demoró en hacerme sentir como su deliciosa lengua me recorría toda la raja y sus labios me chupaban los labios genitales y el clítoris. En esas noches de sexo en las cuales ando muy caliente dejo de lado todos los prejuicios, los pudores, me saco las ganas y actúo como lo que en realidad soy en ese momento : una putona depravada y me dedico pura y exclusivamente a gozar , a gozar y hacer gozar. Me gusta hacer gozar todo lo que puedo a mis machos o a las chicas que gozan conmigo porque cuanto más placer les doy más calientes se ponen y de rebote me hacen gozar más a mi. Me encuentro en una encrucijada porque no se puede relatar todo al mismo tiempo. Las cosas que hice y me hicieron a mi y las cosas que hizo y le hicieron a Alicia. Estaba chupando a Richard cuando siento que me toma de las piernas , me levanta y pone mis caderas encima de él y me empieza a chupar la conchita . Entonces me puse a chupar a Néstor para que no quedara abandonado. Al hacer esto pude ver a Alicia que se había dado vuelta y estaba jugando con sus manos y su boca con el pijón de Mario , mientras que Raúl abrazado a sus nalgas se dedicaba a la deliciosa tarea de chuparle el ano. Los seis que estábamos en el cogedero en que se había convertido aquella cama gozábamos endemoniadamente en medio de suspiros y quejidos de placer por parte de ellos y de ronroneos ahogados de nosotras con los glandes de los tipos en nuestras bocas.
Mario. ¿querés cambiar? era Néstor.
Bueno respondió el aludido. Fue una buena decisión. Para los tres. Mario podía empezar a sodomizarme, yo lo deseaba y estaba segura que él también. Siempre me dice que mis caderas lo tienen loco, no podía cogerse a Alicia que era una chica nueva en la barra de amigos, pero sabía que podía contar conmigo.
Gabrielita. .te quiero clavar. exclamó Mario. Se me echó encima y en contra de lo que yo esperaba, estando yo boca arriba con las piernas abiertas de par en par puso la cabezota de su pija en mi vulva y empezó a rozar el glande en mis labios genitales. Un suave empujón y sentí su glande penetrar bien apretadito en mi vagina. ¡Que delicia!!!
¡Qué cajetita preciosa que tenés, Gabrielita!!! ¡¡¡Aaaahhhhh!
¿Te gusta, mi amor? Metémela despacito . despacito que quiero disfrutarla..,¡aaaahhhh!!! No pude decir nada más porque abrí la boca para engullirme la verga de Richard que me la estaba refregando en la cara. Mario no me hizo caso. Estaba muy caliente para metérmela despacio. Con unos pocos enviones sentí que sus 28 cms. de pija me habían entrado completamente. De cualquier manera aquello era delicioso.
Gabrielita, dame el culito, que no puedo más!!!era Richard. Al sentir esto, Mario abrazándome por la cintura giró en redondo y quedé de esa manera a caballo encima de él. Me tenía agarrada de las nalgas y comenzó a escarbarme el ojetito con los dedos. Iba a ser penetrada por mis dos agujeritos al mismo tiempo. ¡Uno de mis placeres preferidos! Yo misma puse mis manos sobre las de Mario, este las retiró de mis nalgas y deseaba tanto tener una pija en el culo que yo misma pujé de mis nalgas y deje mi ojetito lo más abierto posible. Miré mi cara en el espejo y pude apreciar la cara de puta que tenía, caliente como estaba y dedicada a gozar cogiendo como una depravada. Miré con esa cara por encima del hombro a Richard el que estaba como un fauno con la cara que tiene un tipo cuando está bien caliente, agarrándose la pija con la mano.
¡Metémela papito!!! le dije. No terminé de decir esto cuando ya tenía la cabeza de su pija dentro de mi culo. Empecé a contonearme lentamente en forma circular, aunque no era necesario, para que me la enterrara toda, hasta los pelos. Me contoneaba circularmente, hacia un lado, hacia otro, hacia delante, hacia atrás sintiendo como aquellas dos masas de carne duras y calientes resbalaban deliciosamente por mi recto una y por mi vagina la otra embriagándome de placer. .
Sentía mi cuerpo manoseado, golpeado, estrujado, mordido, lamido, sacudido sin lástima por aquellos fabulosos machos . De esa manera es como llegué al grado máximo de envilecimiento, de depravación, de alguna manera hay que llamarlo . A una lujuria que a una la transporta al paroxismo del placer. Me sentía usada pero hembra. muy hembra y gozaba. .gozaba de una manera que sólo cogiendo de esa manera se puede lograr.
¡Putos. me están rompiendo toda!! ¡¡Aaaahhhh. .!! ¡Aaaaahh. .!!! Pero . ¡me gusta. .! ¡me gusta. ! ¡Quiero pija. pija!!! ¡Bastante pija!!! ¡Quiero que me rompan la concha . . aaaahhhh el culo!!!aaaaaaahhhhh!!!! Sentía que se avecinaba un orgasmo colosal. !!!¡Me viene.!!¡¡Me viene. .!!¡Acabo. .! ¡Acabo. !! aaaaggggg!! Mis nalgas quedaron duras, los músculos de mi vagina y de mi recto, palpitando, contrayéndose y dilatándose como ordeñando, como exprimiendo aquellas vergas que comenzaron a llenar mis entrañas con tibios chorros de semen. La sangre se me fue a la cabeza y parecía que esta iba a estallar en medio de una ola de placer que no hay palabras que puedan describirlo. Esa goce se puede conocer sólo viviéndolo, sintiéndolo personalmente. Quedamos los tres momentáneamente extenuados, exhaustos boca arriba respirando agitadamente pero ahítos de placer. ¿Y al lado nuestro? Cuando dirigí mi atención al costado de la cama Alicia estaba boca arriba. Néstor a su costado metiéndole la pija en la boca. . Ella con la cara empapada en saliva masturbaba con la mano y succionaba golosamente la negra y venosa pija. Se manoseaba un seno con la otra mano. Tenía las piernas abiertas de par en par y a Raúl arrodillado entre ellas con el culo para arriba haciendo malabares con su lengua en los genitales de ella. La chica se retorcía de placer emitiendo ahogados gemidos de placer. Raúl se irguió manoseando su verga, gruesa y larga como pocas. Se detuvo unos instantes contemplando embelesado el cuerpo blanco y deliciosamente conformado de Alicia, más hermoso aún con sus contoneos y con su carita más linda aún por la lujuria que se había apoderado de su dueña.
Te voy a coger mi amor. ¿sí? le dijo Raúl encima de ella apoyado en sus codos y en sus rodillas. Caliente como estaba Alicia era imposible que se negara a pesar del tremendo pijón de Raúl.
Sí. .pero despacio. por favor.
Tratá de metértela vos despacito. Te va a gustar mi amor.?respondió él. Ella flexionó sus rodillas apoyando los pies en el colchón. Levantó un poco sus caderas mirando hacia abajo y tomó la pija con ambas manos
Descabezámela bien y metétela despacito. pidió él casi en un susurro Quedate tranquila que no voy a empujar nada continuó. Viendo eso me hizo acordar cuando me la metió a mi por primera vez haciéndome gozar como nunca lo había hecho hasta ese entonces. Alicia miraba hacia su entrepierna aferrando con sus manos la pija de Raúl y tratando de ubicar el enorme glande a la entrada de su vulva. Al parecer Raúl presionó porque un ¡¡aaaaahhh!! Escapó de la boca de Alicia.
Quedate tranquila mi amor. .aflojate y movete despacito decía tiernamente Raúl. Ella no respondió y mirándolo fijamente a los ojos trenzó sus brazos alrededor del grueso cuello del macho que tenía encima. Mientras no me perdía detalle de esta escena mi mano masturbaba la verga de Mario nuevamente dura al máximo mientras sentía mi cuerpo manoseado por él y por Richard. No podía ver el avance de la verga de Raúl en la vagina de Alicia. Raúl tenía su culo en pompa y su panza estaba pegada al vientre de ella. Mi amante Raúl es un verdadero padrillo pero muy experto y sabe como tiene que proceder para hacer gozar a una mujer. Y con Alicia lo estaba logrando a pesar del grosor de su verga. Su tarea , es cierto, se vio facilitada porque la cajetita de Alicia ya había probado los pedazos de Néstor y Richard que si bien sus vergas no alcanzan las proporciones de las de Raúl andan muy cerca. Además Alicia, confirmando lo que me había adelantado Patricia es una chica muy calentona. Evidentemente estaba gozando mientras Raúl la penetraba lentamente. Sus ¡aaahhhhh! ¡aaahhh! acompasados uno detrás de otro lo indicaban claramente. En su calentura los labios de Alicia buscaban ansiosos la boca de Raúl. ¡Cómo calienta ver a una chica delicadita, con un rostro precioso, bien blanca cogiendo abrazada y a los chupones con un negro encima ! Pensando en eso miré a Patricia y a Guillermo. Estaban sentados en el sofá mirando extasiados. Ella con una mano en su concha haciéndose la paja mientras que con la otra pajeaba a su marido . Era fabuloso ver como la calentura y el placer de Alicia y de Raúl iban en aumento. El orgasmo de ellos mostraba evidencias de explotar. Los gemidos de Alicia se hicieron más fuertes ,más rápidos. Estaba cogiendo de tal manera que no parecía que fuera la primera vez que lo hiciera con una estaca como la de Raúl. Con sus pies apoyados en el colchón respondía a conchazo limpio a los pijazos a fondo que Raúl le daba. Yo estaba segura que Alicia nunca había gozado de la manera que lo estaba haciendo esa noche. Después me lo confirmó. Raúl la hizo acabar a los gritos y cuando Alicia aplacó sus bríos el negro sinvergüenza se dio el gusto de arrodillarse encima de ella, haciéndose la paja frenéticamente. Ella mamadora empedernida a la que le gusta deleitarse con su boca llena de semen , saborearlo y tragárselo esperaba con su boca abierta y su lengua en forma de bandeja. Yo me pajeaba muerta de calentura viendo su carita llena de leche, chupando y lamiendo el vergón de Raúl hasta no dejar rastros de semen. Quedamos todos recalientes. Yo estaba encimada sobre Richard con su pija al máximo. Me subí a caballo y me dejé caer sobre ella enterrándomela hasta los pelos en un santiamén. Era yo la que me lo cogía a él contoneándome para sentir su glande refregarse y golpearse contra mi útero. Mario estaba desesperado por sodomizar a alguien y ahí estaba yo con mi culito para arriba mostrándole el anito que seguía hambriento. Me encanta sentir su pija enorme enterrada hasta los pelos en mi cola y por fin ambos nos íbamos a sacar las ganas el uno con el otro. Mi culito estaba ya dilatado por haber sido sodomizada un par de veces por Guillermo y recientemente por Richard y además bien lubricado porque este me había acabado adentro. Gocé de cada centímetro de la pija de Mario a medida que me la empezó a meter despacito. .despacito pero ¡¡¡¡toda!!! hasta que sentí el roce de sus pendejos en mis nalgas. Gozábamos todos de una manera desaforada. Yo gozando como una loca con aquellas dos estacas removiendo mis entrañas al principio en un lento vaivén que se fue haciendo paulatinamente más rápido y violento. Patricio se había sentado en la falda de su marido y se estaba haciéndose la paja con la pija de Guillermo en el culo. ¿Y Alicia? Estaba haciendo un 69 encima de Raúl, jugando para variar, con su pija, pajeándolo y mamándolo, con el culito para arriba y Néstor que había quedado recaliente viendo como Raúl se la había cogído al lado de él se pudo sacar finalmente las ganas y la tenía ensartada por el ano. ¡Y le estaba dando a mansalva!! Viendo eso por un momento pensé en la posibilidad de que incluso Mario la pudiera sodomizar esa misma noche, pero al final no pudo ser. Disfruté de mi último orgasmo de la noche de esa manera, con una deliciosa doble penetración. El broche de oro fue cuando Mario y Richard de mutuo acuerdo, después de hacerme acabar, me bañaron en leche. Tragué toda la que pude, pero como el desparramo fue grande un poco resbaló por mi cuello y algunos chorros cayeron en mis tetitas que quedaron resbalosas. Terminé masajeándomelas muy contenta y con una sonrisa en los labios. Estaba a punto de amanecer . Me dormí,.
Cuando me desperté eran como las 10 de la mañana del sábado. Tenía a mi lado a Alicia aún dormida. Los demás ya se habían levantado. Se sentía el delicioso aroma de café recién hecho. La desperté.
¿Vamos a bañarnos?. Ya están todos levantados le dije.
Bueno, vamos me respondió. Ya en el baño conversamos.
¿Y. . cómo la pasaste? ¿Te gustó?
La pasé muy bien . ¡me encantó!
¿Te gustaron mis amigos?
Sí, mucho
¿Cuál te gustó más?
Mario es muy pintún , Richard y Néstor están muy bien , Raúl es macanudo. ¿Y que querés que te diga? Me gustaron todos.
Eso me alegra mucho y. pensás repetir es decir. seguir viéndote conmigo y mis amigos.
¿A vos te gustaría? me preguntó.
Claro que me gustaría, sería fabuloso, sos preciosa!!!
A mi también me gustaría, vos también sos divina y me gustás mucho.
Bueno. .¿la semana que viene?
Bueno..¿.aquí mismo o en otro lado? porque me dijo Patricia de dos chicas.
¿Te habló Patricia de Lydia y su amiga Fernanda?.. ¡Ah bueno!.Si querés lo hacemos en el departamento de ella, te las presento a ver si te gustan, creo que te van a gustar porque son preciosas y después nos reunimos yo y vos sola con mis amigos. ¿O.K?
¿Con los cuatro?
Y. .sí. le respondí.
¡Bueno. bárbaro!!!
Mario está un poco amargado porque no quisiste nada con él.
¿Y qué querés? Vos sabés por qué. ¡ No sabés cómo me duele la cola ahora!!!
Bueno yo ya pasé por eso, se te va a pasar. Después es fabuloso.
Sí, me imagino.
Prometele que le vas a dar el gusto la semana que viene así se queda contento. Bueno. quedate tranquila que se lo voy a prometer y lo voy hacer.
¡Bárbaro! ¡Ay. estoy muerta de hambre!!!Vamos a desayunar. Cuando fuimos al comedor estaban por terminar el desayuno, Guillermo ya se había ido porque tenía algunas obligaciones. También Mario y Raúl se tenían que ir y Richard y Néstor se iban en la camioneta con ellos. Finalmente quedamos solas las tres: Patricia, Alicia y yo, comentando la deliciosa experiencia vivida. Me dijo Alicia para que me quedara contenta que en determinado momento de la mañana le dijo a Mario que no se fuera triste y le prometió complacerlo cuando nos reuniéramos nuevamente. Desde las 10 hasta la 1 de la tarde bien bañaditas y perfumadas las tres nos estuvimos revolcando en la cama grande en donde disfrutamos de nuestros cuerpos. Cada una de nosotras se dedicó a chupar y a disfrutar del cuerpo de las otras dos. Me encantó chupar hasta saciarme el dolorido anito de Alicia y la soberbias tetonas de Patricia. . Ellas no dejaron de explorar con sus lenguas los más escondidos rincones de mi cuerpo. Fue un broche de oro a momentos deliciosos. En mi próximo relato me voy a dedicar a las experiencias de mis papis. Pienso que les va a gustar. Besos a todos

Autor: GABRIELA
prettygaby@hotmail.com




Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.