Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (48)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (297)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Incestos
Valor de este relato: 4.00
Enviado por: casasa


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Sobrinita


Sobrinita….
Bastaba con un roce de mi mano sobre su espalda para que entendiera el mensaje que le trasmitía, el que me ayudara a trabajar en la computadora con mis investigaciones,
Tenía apenas cumplidos los 14 años y ya se mostraba como una niña con buenos atributos, se llamaba Sofía, era la sobrina cariñosa y alegre de la familia, vivía en una casa contigua a la mía, yo, el tío preferido de ella porque desde muy niña jugaba con ella, las dos hermanas una su madre y la otra mi mujer se llevaban de mil maravillas cosa que Sofía siempre paraba en casa.
Con la nueva tecnología, esto del internet, Sofía se introducía en el computador por horas y aprendió a navegar por lugares que sus tiernos ojos empezaban a descubrir y a sentir emociones que a su tierna edad despertaban como llamas de un volcán, en cambio yo, trataba de entender con la rapidez en que manejaba el internet, pero bueno, a medida que iba pasando el tiempo tuve que pedirle a Sofía que me diera clases de cómo navegar en las páginas de autos que tanto me gustaban.
Resulta que un día, cierta tarde en que no tenía clases, y lógicamente yo me quede en casa para trabajar en el computador, pedí a Sofía que me ayudara en buscar cierta información de los nuevos modelos de autos que estaban de moda, y como el lugar en que se encuentra la computadora es muy estrecho, no había sillas para que ella se sentara a mi lado.
Tío, me dijo ella, y si me siento en tus piernas?, yo le conteste que no había problema, asi que ella se sentó cómodamente, resulta que mientras ella buscaba en el internet, yo trataba de aguantar el poco peso de ella, y a la vez trataba de que ella no se resbalara de mis piernas, asi que de rato en rato la subía agarrándola de la cintura, resulta que en una de esas se me fue la mano y la subí mucho, cosa que se fue a sentar encima de mi pene que por cierto empezó a cobrar vida, creo que ella notó mi erección, pero no atino a decir nada, así que continúe con el juego de subirla cada vez que ella se resbalaba, y presionarla mucho mas pensando que ella no sentiría, ya que estaba muy distraída con la computadora.
Tío, estas cómodo? Me dijo, claro que si, le respondí, yo también, me respondió, asi que con más confianza empecé a acariciar primero sus brazos tiernos y luego fui bajando por su cintura a la vez que de rato en rato le hacía cosquillas, y ella se reía y se echaba hacia atrás moviéndose y mi pene comenzó a ponerse muy duro, me di cuenta que ella sí lo sentía, pero no decía nada, asi que mis movimientos de cosquillas comenzaban a subir por todo su cuerpo, llegando a rosar sus senos, ahí me di cuenta que los tenía bien puestos, a su vez que los pezones estaban duros.
En uno de esos morreos, ella se levanto para ir al baño, me puse nervioso, pensando que ella ya no quería estar más en esos merengues, pero nuevamente ella sin problemas vino y se volvió a sentar, y mi sorpresa fue grande, ella se sentó más arriba de mis piernas justo a la altura de mi pene, que ya se puso nuevamente muy duro, te gusta sentarte así? Le pregunte, y ella me respondió asintiendo la cabeza, sin decir ni una palabra, creo que fue una invitación para continuar con las cosquillas y las caricias que de vez en cuando se resbalaban hacia sus senos, y ella no decía nada!!!.
Tenía un buzo deportivo que la cintura del pantalón estaba muy holgado, asi que aproveche para que mis manos se deslizaran en el continuo juego de cosquillas, en eso Sofía me pregunto si alguna vez había visto paginas feas en internet, yo le respondí que alguna vez pero que no le preste importancia, volvió a preguntarme que si quería ver, así que le respondí bueno, mientras mis manos se deslizaban esta vez por debajo de su blusa de colegio , tocándole su piel suave de niña, ella continuaba en su búsqueda de paginas porno que por cierto las conocía muy bien, en ese entonces aparece un joven abrazando a una mujer joven, el estaba completamente desnudo y con el pene bien parado, preguntándome que si así eran todos de grandes, me atreví a decirle que si quería yo le mostraría el mío, ella no esperaba tal respuesta así que no me contesto, me calentó mucho esa conversación, cosa que me impulso a ir mas alla con las manos, subi un poco mas por su cuerpo debajo de su blusa y pude acariciar uno de sus senos, y ella no dijo nada, subi mi otra mano y le acaricie el otro seno, ella se empezó a mover como si quisiera acomodar mi pene en su rajita del culo, a la vez que baje las manos y comencé a deslizarle su pantaloncito de buzo, quedando con su pequeña tanguita, comencé a aflojar el cinturón del pantalón y sacar el duro pene para rosárselo por sus nalgas, te gusta? Le pregunte, y la respuesta fue que se acerco más hacia mi pene, esta vez apretándolo con las nalgas, considere un sí, asi que le baje la tanguita y le puse mi pene en la entrada de su culo, ya que me asustaba la idea de embarazarla, comencé con un meneo lento cosa que ella vaya acostumbrándose a las nuevas sensaciones que estaba experimentando, mi calentura comenzaba a subir, lógicamente ella también comenzaba a traspirar de miedo y gusto, me imagino, pues después me entere que era su primera vez, y con su tío de 35 años, esa es mi edad, ella no apartaba la mirada de la pantalla y sus manos ágilmente manejaba el teclado, solo atinaba a sentir lo que yo le estaba haciendo experimentar.
Le pregunte si quería conocer mi pene, pero ella no me contestaba, estaba muerta de miedo y de emoción, solo atino a hacer un pequeño movimiento con su cabeza y miro de reojo mi pene, abriendo los ojos de asombro, pues nunca había visto nada parecido en vivo!!
Resulta que como yo ya estaba muy caliente, le acerque la mano hacia mi pene diciéndole que lo tocara, ella, con un poco de temor apretó los dedos rodeándolo, no podía creer yo lo que me estaba pasando, me puse de pie mientras ella se acomodaba en el asiento siempre con la vista fija a la pantalla, cosa que mi pene se puso a la altura de su cara, ella, lo miraba de reojo pero no dejaba de soltar mi pene, con la otra mano tecleaba en la computadora.
Quieres mirarlo? Le pregunte, miralo! Le dije te presento a alguien que te va a gustar, ¡vaya insolencia la mía! Ella dio la vuelta y se quedo fría mirando mi pene que se encontraba muy parado, toma! Pruébalo le dije, ella me miro con una carita de asombro, mientras yo me acercaba más hacia su cara, rosándole su mejilla con mi pene, ella cerró los ojos e instintivamente su boca toco la punta de mi miembro, empuje un poco haciendo que abriera su boca, costo un poco pero logre que ella habrá y en ese momento introduje la punta de mi pene, vez que te gusta? Le dije, introduciéndolo más, comencé a moverlo mientras sentía que su lengua se movía alrededor, te gusta? Le volví a preguntar, ello solo abrió los ojos y me miraba incrédula lo que estaba pasando, con mis manos le acariciaba la cabeza, y le aprisionaba contra mí, para luego bajar hacia sus senos, sonó el teléfono, me asuste, Sofía también se asusto y aprovecho en sacárselo el pene de la boca, y se puso muy nerviosa, tranquila le dije, yo contesto, volví nuevamente hacia ella y le dije que era su mamá que se iba a atrasar un poco, asi que nuevamente a la carga, me acerque a ella para acariciarle, y ella hablo! Tío me dijo, creo que estamos haciendo cosas malas, y no me gustaría que se entere mi mamá, a lo que le respondí, no te preocupes que yo se guardar bien los secretos, ella me miro interrogante, y me dijo, nunca contaras nuestro secreto? Claro! Le dije este será nuestro secreto y nadie más lo sabrá, me miro sonriente, asi que volvi a acercarle mi pene a su cara y esta vez ella lo tomo con su mano y se lo puso a su boca uauuuu! que mamada, estuvo como 10 minutos y casi me corro dentro de ella, le dije que se levantara y que se quitara su tanguita, yo me acomode en la silla nuevamente y la hice sentar esta vez en mi pene!!!,
Poco a poco fui introduciendo en su rajita, creo que la emoción me hizo olvidar que tenía miedo embarazarla, y le pregunte si quería que se la metiera, ella me dijo que si quería, asi que comencé a introducirle la punta primero, ella, soltó un quejido de dolor, y me dijo que lo hiciera con calma, cosa que yo comencé con el mete y saca introduciéndolo más y acelerando el ritmo, Tío, tío!! Me duele mucho, pero esta rico me dijo, te gusta? Le pregunte si, me contesto, me gusta mucho pero me duele, disfruta que ya se te va a pasar el dolor le dije, cosa que a los pocos minutos ella estaba muy excitada, moviéndose como si supiera, yo no podía aguantar más me iba a correr, y le pregunte, quieres probar un poco de leche? Ella en su excitación me respondió, si tío quiero!! Y en ese momento saque mi pene de su cochito y le di la vuelta ella atino a abrir la boca y le introduje desbordándome en torrentes, ella se lo tragaba todo mi semen haciendo arcadas de rato en rato, pero luego me miro con cara de dulzura y me dijo, tío que rica experiencia me has hecho vivir, prométeme que no se lo contaras a nadie, este será nuestro secreto si?
Mi vida cambio desde ese momento, ahora cada vez le pido a mi sobrina que me ayude en los trabajos en la computadora, cosa que ella lo hace encantada, ya van seis meses y nos sentamos dos veces por semana a trabajar!!!.


Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.