Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (49)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (443)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (168)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (161)
Fetichismo (154)
Flechazos (32)
Gays (294)
Heterosexual (918)
Incestos (377)
Infidelidad (299)
Intercambios (193)
Jovencitos (56)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (76)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (67)
Sadomasoquismo (193)
Sexo anal (26)
Sexo oral (8)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Estrenos online
Busco porno
Agregar web

Que fotos
Peliculas
Contactos personales
Porno busco
Emule porno
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Incestos
Valor de este relato: 4.11
Enviado por: petruspe


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Mi niña pequeña


Hace mucho conocí a una mujer con la que conviví. Ella tenía una hija pequeña
Cuando empezamos a vivir juntos, pasé a desempeñar el papel del padre ausente y tomé un cariño muy especial por Loli... el tiempo paso y esa niña fue creciendo y durante años solo vi en ella a la hija que hubiese querido tener.
Una hermosa niña de 11 años.
Nos llevábamos bien salvo alguna pequeña reprimenda que tenia que darle por alguna travesura sin importancia que la nena cometía......todo era normal....hasta que una tarde, mi mujer tuvo que asistir a su madre en su casa por una dolencia sin mayor importancia y me toco quedarme en casa.....y ocurrió la experiencia mas excitante de mi vida.
Para trabajar cómodo a esa hora en casa, vestía un pantalón pijama corto, una musculosa y calzaba unas pantuflas

Loli solía llegar hacia las 3 de la tarde de la escuela, pero aquella tarde por una bendita circunstancia se presento en casa hacia las 12 del día.

-Hola Papi

- Hola amor… ¿Por que llegaste temprano?

- Lo que pasa es que como estamos en olimpiadas, tenemos la tarde libre, y en lugar de quedarme mejor vine a casa.

- Ok hija… ¿Comiste?

- No, pero ahora lo hago, primero quiero bañarme que me muero de calor. ¿Mi mama?

- Salió amor….fue a casa de tu abuela que esta mal, seguro viene por la noche.

- ok…papi.

(Cuando Lolita regreso, vestía una faldita liviana de algodón corta, que dejaba adivinar la forma de sus lindas piernas y una blusita escotada que permitía ver la delicia de pechos en desarrollo)

- Papá… ¿Puedo ver tele?

- Si amor… ¿Pero te dejaron tareas?

- Si papá, pero es viernes y ya las hago mañana.

- Ok…siéntate si quieres.

Se sentó a mi lado y pude sentir como aquella niña rozaba sus piernas con las mías de forma casual.

- Papá…. ¿Te acuerdas cuando era chica?

- Si amor…claro

- Antes me mimabas mas, ya no me lo haces como antes. ¿O ya no me quieres?

- Bebita…claro que si te quiero….como se te ocurren esas cosas.

- ¿Entonces por que ya no me abrazas como antes?

- Claro que si amor…

Le extendí los brazos y automáticamente se sentó sobre mis rodillas de forma transversal y me abrazo muy fuerte, como hacia mucho no lo hacia. Permitiéndome sentir el roce de sus nacientes senos contra mi pecho….es allí que me di cuenta que el cuerpo de Lolita estaba cambiando. Me dio un beso en la mejilla….pero casi al borde de la comisura de mis labios al cual yo correspondí. Pero esa situación me provoco una extraña sensación….que aun no podía describir.

- Papá…la verdad extrañaba mucho que me abrazaras…hacia tiempo que no lo hacías.

- Es verdad hija…es que como ya no paro mucho en casa no ha habido ocasión.

- ¿Sabes de que me acuerdo mucho?

- Que mi amor.

- Cuando tenía 5 años y me sentaba en tus rodillas, tú las movías y jugaba al caballito… ¿Te acuerdas papito?

- Si amor…claro que si

- Por que no jugamos así…anda…porfa

- Amor…ya no tienes 5 años….además ahora pesas más.

- Porfa papá….mira que me dijiste que me quieres igual que antes.

- Bueno amor….esta bien.

De pronto aquella nena inocente me pareció que hacia esto con cierta malicia…..me rodeo con sus piernas sentándose sobre mí, entregándome una preciosa vista de su escote y su carita de niña inocente….

Cuando hizo esto….levanto su falda…de tal manera que mi entrepierna casi podía rozar su vulva…cuando hizo esto….fue inevitable que sus piernas rozaran mis brazos que caían extendidos a mis lados sin saber que hacer.

- Papa…extrañaba jugar así….me decía mientras era inevitable para mi sentir una tremenda erección provocada por la situación…por la visión de su escote, su carita de niña inocente y el roce de sus piernas.

- La verdad yo también bebita…es bueno que pasemos juntos un tiempo.

Mientras me decía esto…no dejaba de saltar sobre mí y de friccionar su vulva contra mi entrepierna…. por lo que no pude disimular más mi erección.

Parecía que Loli realmente notaba lo que me pasaba…porque entre sus movimientos trataba de exponer mi miembro ya erecto al roce con su vagina.

- Papá… ¿Sabes?....siento así como cosquillas….me gusta sentirme así

No sabia que hacer…me estaba excitando con mi propia hija.....me sentía confundido…pero mi instinto dominaba a la cordura…decidí continuar el juego.

- Papito…jugar a esto me dio calor otra vez. Me voy a quitar la blusa.

De pronto tuve ante mí a mi hija semi desnuda…..la vista era deliciosa. Sus nacientes pechitos como limoncitos me excitaron más.

- Papá… ¿Que tienes allí?…me dijo refiriéndose a mi pene erecto que trataba de escapar de mi pantalón e ir a la boca de esa hermosa niña.

Sin darme cuenta tuve a Lolita arrodillada frente a mí tocándome el pene sobre mi pantalón pijama.

- Papá…puedo tocarlo…me da curiosidad.

- Si bebita hazlo,

Lolita abrió torpemente el cierre de mi pantalón pijama y permitió que se asomara el glande….Lolita lo miro con sorpresa y curiosidad. Fue todo tan natural…empezó a deslizar su mano de arriba hacia abajo.

- Papá…me siento rara…como que tengo ganas que me acaricies…de sentir que me quieres mucho.

- Es que te quiero amor…me encantaría demostrártelo

- Ya se como papá... acaríciame mis piernas.

De pronto tenia a Lolita recostada a mi lado….dejándome acariciarla y al mismo tiempo acariciándome el pene.

- Papá…te quiero mucho….quisiera darte un besito… ¿te lo puedo dar aquí?...
-Por supuesto bebita.

Tomo mi pene y lo que empezó como un piquito inocente….fue evolucionando a ligeros mordisquitos y de allí a caricias con su lengua y de pronto Lolita tenia el pene de su papá en su boca….todo fue tan natural

Mientras Lolita hacia esto, yo iba subiendo por sus muslos….cuando mis manos se acercaron a su vulva Lolita me sorprendió abriendo sus piernas y permitiéndome rozar mis dedos con su vagina……aquella niña estaba empapada de sus jugos….la rocé y de pronto dejo escapar un gemidito acompañado de un temblorcillo de su cuerpo…. me dijo.
- Papá…te quiero…
No resistí mas y me acerque a saborear su vagina… Lolita era deliciosa….de pronto nos encontramos haciendo un perfecto 69….el sabor de Lolita era delicioso…varias veces estuve a punto de eyacular en su boca cada vez que escuchaba ese gemido de niña despertando al placer que decía….
- Papá….que rico me haces….te quiero papa.

De pronto decidí que era necesario aclarar las cosas….Coloque a Lolita frente a mi…pero a punto de tener un coito…mi pene prácticamente rozaba su vagina y mirándola a los ojos le dije….Lolita…no puedo mas…..sabes que esto no debemos hacerlo….esto es incesto hija..

Loli me miro a los ojos y me dijo.
-Papá…lo se…pero la verdad es que quería que tu fueras mi primer hombre….pienso en ti desde que tenia 5 años….y me sentía con ganas de que me hicieras esto…..hazlo papa…te amo.

Entonces nos unimos en un beso lleno de amor, lujuria y deseo, mientras mi pene penetraba aquella vagina que dejaba ya de ser la de una niña…..dejo escapar un gemido ahogado y su cuerpecito se tensó señal de que su himen cedía a mi embestida… Mi hija se había convertido en mi mujer.
-Oh, papá… Me duele mucho papito.
-Tranquila bebé. Deja que tu cosita acepte mi tamaño… Siente como entro a tu cuerpo mamita.
-Oh papito. No quiero más papá, me duele mucho. Sácamelo papi.
Moví mi cuerpo en un suave meneo alojando todo lo que cupo de mi pene en su pequeña vagina mientras la besaba. Hasta que superó el dolor inicial.
Se movía suavemente….pronunciando una y otra vez….papito….sigue papá…te quiero.



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.